Aquí encontrarás todos los pendientes de nuestras colecciones, realizados con materiales de máxima calidad: pendientes de plata,pendientes de oro, pendientes de oro rosa, …

Los pendientes de D´Cast Joyas Designs están diseñados y elaborados artesanalmente en plata 925 y oro de 18k.

Siguiendo los gustos y nuevas tendencias, apostamos por un diseño original, válidos tanto para mujer como para hombre, para combinarlos con otros modelos, llevarlos sueltos o en parejas y con diferentes sistemas de cierre ( a presión, rosca, pinza).

Realizamos también baños de oro 18k y oro rosa de alta calidad o acabados de oxidación con el que conseguimos un tono oscuro en la plata. También encontrarás toques de color de piedras engastadas tanto naturales como sintéticas.

Pendientes pequeños, largos, pendientes de aro, para novia, trepadores…Un sin fin de formas y modelos exclusivos te esperan. Y la familia no para de aumentar. Escoge el modelo que más te gusta y, si quieres, puedes personalizarlos a tu gusto La mayoría de los diseños de nuestros pendientes son de carácter unisex. Es decir, lo pueden usar tanto mujeres como hombres. Y cada vez queremos enfocarnos más en este concepto de igualdad entre géneros.

Un poco de historia nunca viene mal: Se cree que la costumbre de adornarse los lóbulos se originó en Asia Occidental alrededor del año 3000 a. de C.; los pendientes más antiguos que se conocen datan del año 2500 a. de C., y fueron encontrados en las tumbas reales de Ur, en la actual Iraq. Sus fines, de todos modos, no eran meramente decorativos: pueblos como los indios, persas, babilonios, hebreos, germanos, árabes y galos los utilizaban más como talismán y protección divina. Llevarlos encima se consideraba la manera más eficaz de alejar enfermedades y posibles influencias maléficas, o de propiciar los aspectos positivos de la vida. Tenían motivos muy variados, desde piedras y plantas hasta colgantes que representaban dioses, animales, vegetales u objetos concretos, y eran usados indistintamente por ambos sexos. El uso de los pendientes de mujer, fue exclusivo para ellas durante la Edad Media. En esta época se convirtieron en elementos destacados para asuntos como la conquista de pareja. Al ser llamativos y ostentosos demostraban a los hombres la familia de la que provenían, y a su vez les valía para mostrase interesadas en su compañía. Algunas investigaciones han revelado incluso, que durante la edad media el uso de pendientes de colores específicos, ponían de manifiesto las intenciones de las mujeres. En la Edad Media la apariencia obtuvo mayor peso y los pendientes pasaron a ser de uso de las mujeres de la alta sociedad. Las formas y los materiales indicaban la posición social de la familia mientras que los colores revelaban las intenciones de las mujeres en sus encuentros con pretendientes. Hoy en día son un accesorio habitual para muchas mujeres, y cada vez para más hombres.